La movilidad eléctrica es una alternativa para migrar hacia las comunidades sostenibles, aunque aún falta camino por recorrer.


Está muy de moda el tema de la movilidad eléctrica en nuestro país, por cuestiones de aporte al medio ambiente, ahorros en los consumos de combustible y otros complementos, ahorros en impuestos y certificados, facilidad de movilidad (ya que son exentos de pico y placa a nivel nacional). El mercado de los vehículos eléctricos está creciendo de manera estrepitosa y cada vez son más las personas que se adhieren a esta tendencia.

En cuanto al acondicionamiento de las estaciones de carga, en este tema se ha avanzado más lento que el mercado de venta de vehículos. Si bien, la persona que adquiere un vehículo también instala en su residencia el equipo de carga para el mismo, es difícil encontrar estaciones con suficientes equipos de carga en otros sitios de la ciudad. Se aplaude la buena voluntad de algunos centros comerciales que han instalado estaciones de carga y, en el caso de la ciudad de Medellín a EPM que ha hecho lo propio en diferentes espacios de la ciudad.

Con la infraestructura actual, moverse dentro de la ciudad con un vehículo eléctrico es sencillo ya que el consumo de energía no es alto y por lo general alcanza para volver a la casa para recargarlo, pero si se agota la carga, se puede ir a una de las estaciones de carga. El problema mayor se presenta cuando se quiere salir de la ciudad, pues ya por fuera en carretera no es común ver estaciones de carga para vehículos eléctricos.

Así el uso de un vehículo eléctrico queda restringido solo para dentro de la ciudad donde los viajes son cortos, porque para los viajes largos no se tiene disponibilidad de recarga como sí ocurre para los vehículos de combustible fósil. El llamado es para los empresarios y dueños de estaciones de gasolina, restaurantes y/o paradores de carretera para que dispongan de lugares para estaciones de carga de vehículos eléctricos en sus predios y así de esta forma contribuir a la movilidad eléctrica a nivel nacional.